martes, 26 de octubre de 2010

Juzgan a un abusador que dijo estar poseído por el demonio


Sometió a la hija de su concubina de sólo 9 años
El delito tiene una pena de 8 a 20 años de prisión.

El tribunal de la Cámara Penal de Primera Nominación comenzará a juzgar en la jornada de hoy a un ayudante de albañil de 33 años que está acusado por el supuesto delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado. El sospechoso, de apellido Castro, habría sometido sexualmente a la hija de su pareja, y como excusa, habría afirmado que recibió una orden del “demonio” para ultrajar a la pequeña, de tan sólo 9 años.
El hecho ocurrió en la vivienda que el acusado compartía con la madre de la víctima, en la zona norte de la ciudad, el 6 de marzo del año pasado.
Aprovechando que su pareja había salido a realizar algunos trámites, el imputado tomó a la niña en un momento en que ingresó a su dormitorio, la maniató con una remera y le colocó otra prenda de vestir en la boca para amordazarla. Luego cerró con llave la puerta de la habitación y tras quitarse la ropa desvistió a la niña y comenzó a abusar de ella sin llegar a penetrarla.
Según la acusación, la víctima logró zafar momentáneamente del agresor, pero éste la tomó con fuerza de un brazo y continuó tocándola en sus partes íntimas. Finalmente la pequeña pudo liberarse de las ataduras y salió corriendo de la habitación para pedir auxilio a su abuela, que estaba durmiendo en otra habitación.
Al tomar conocimiento de lo ocurrido, ese mismo día la madre de la víctima radicó una denuncia penal. Al margen de la declaración de la niña y de su abuela, la denunciante aportó como prueba a la investigación la visualización de un mensaje de texto que había recibido del teléfono del imputado, en el que le sugería que estaba poseído por el diablo y que era éste el que le ordenaba que abusara sexualmente de la niña.
Al momento de ser indagado durante la instrucción de la causa, el sospechoso negó la acusación, pero dijo que había sido víctima de una posesión demoníaca y que no era la primera vez que ocurría, ya que anteriormente debió ser exorcizado en una iglesia Adventista.
De todas formas, las pericias psiquiátricas practicadas al imputado descartaron cualquier tipo de enajenación mental que le impida comprender los hechos por los que hoy comenzará a ser juzgado. El sospechoso contará con la asistencia de una defensora oficial, mientras que por la parte acusadora intervendrán en el debate el fiscal Jorge Silva Molina y un asesor de menores.


Delito
El delito por el que está acusado Castro tiene una pena de entre 8 y 20 años de prisión en caso de ser hallado culpable, según las previsiones del artículo 119 del Código Penal Argentino.

La gravedad de la figura está ligada a la perversidad desplegada por el agresor al momento del hecho, que va más allá de un simple desahogo sexual. Es por ello que la escala penal prevista es igual a la correspondiente para hechos de violación consumada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Padre Nuestro

Photobucket

ORACIONES DIARIAS

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

EL COMBATE ESPIRITUAL


Photobucket Photobucket Photobucket

ORACIÓN CONTRA LUCIFER

Photobucket Photobucket