sábado, 6 de noviembre de 2010

“El diablo busca engañar y luego pasar factura”

La presencia del diablo no se descarta en las prácticas espiritistas, según las iglesias cristianas.


La Iglesia católica reconoce que los espíritus de los difuntos pueden comunicarse, mientras que la cristiana pentecostal afirma que sólo se manifiestan los demonios. Pero ambas coinciden en señalar que el riesgo de practicar el espiritismo está en la posibilidad de caer en los engaños de Satanás.
Miguel Manzanera, sacerdote jesuita de la Iglesia católica, manifiesta que es posible que detrás del espiritismo, cuando es falso, “puede que esté también la presencia diabólica”.
La credulidad de las personas hace que, muchas veces, busquen respuestas en prácticas de este tipo, sin tomar en cuenta los riesgos. “El diablo existe, es astuto y puede utilizar los deseos de la gente de comunicarse con espíritus, de tener informaciones secretas y por eso muchas veces el espiritismo va unido con la magia o prácticas que no están de acuerdo con la dignidad humana”, sostiene Manzanera.
Por otro lado, la fe católica considera que es bueno pensar en los difuntos, incluso estar unidos con ellos pero en la oración, en las buenas obras y pensando que “Dios es el único que puede juzgar”.
Con otro criterio, la Iglesia cristiana pentecostal reconoce que la manifestación de espíritus puede lograr hallar cosas perdidas; que se cumplan pedidos como éxito en los negocios, pero “todo está ligado al diablo porque tiene cierto poder, adivina y tiene premonición”. Zacarías Salas, pastor de la Iglesia cristiana pentecostal Ekklesía explica que detrás de esa aparente respuesta llegan los demonios, “pasan la factura y hacen un cobro del servicio”.
“Hay gente que por incursionar en el espiritismo ha experimentado tragedias y circunstancias difíciles, otros que mueren de un momento a otro, o caen en la ruina financiera y hogares que se separan”, expresa Salas, asegurando que el espiritismo es parte del ocultismo. “El diablo te hace creer, pero al final viene a destruirte, a consumir lo que tienes. Después de 20, 30 años de éxito viene a cobrarte”, agrega.
Desde el punto de vista de la Iglesia católica el espiritismo tiene algo positivo en cuanto no se trate de la reencarnación. Los católicos admiten la posibilidad de que las personas difuntas se comuniquen con las que todavía viven para transmitir mensajes como conocer la situación en la que están y para hacerles preguntas. “Tratan de tener contacto mediante personas que se considera tienen capacidad de entablar comunicación con los espíritus, a través del lenguaje, golpes o movimientos”, dice el representante católico.
Sin embargo, el sacerdote recomienda no practicar el espiritismo porque podría tener sólo un fin lucrativo. “Las personas que están en la presencia de Dios sí podrían comunicarse con los vivos, al igual que lo han hecho los santos, pero no de esa manera con mesas que se mueven, o que escriben cosas”, manifiesta Manzanera pidiendo ofrecer a Dios misas y oraciones por los difuntos.
Para los cristianos pentecostales el espiritismo es una práctica que se mueve en el mundo del ocultismo, que está diseñado para engañar a la gente y hacerle creer que está consultando a los espíritus de los difuntos. El pastor de Ekklesía explica que esas prácticas “son definitivamente un engaño porque quienes están manifestándose no son las almas o los espíritus de los difuntos, sino demonios, espíritus malos que se personifican y toman el nombre de Bolívar, Melgarejo o cualquier familiar fallecido”.
Salas expresa que los espíritus de las personas que mueren se mantienen en una especie de depósito llamado Seol de donde no saldrán “hasta el día de la resurrección”. Sin embargo, los espiritistas se identifican también como cristianos e incluyen oraciones durante sus sesiones.
Fuente: opinion.com.bo

4 comentarios:


Antonio Garrido dijo...
Yo creo que en el espiritismo mas bien antes que después el demonio aparece, si no aparece en un principio es posible que no quiera darse a conocer,puede disfrazarse de ángel de luz y de hecho lo hace, o bien puede que esté detrás del espíritu interlocutor soplándole lo que ha de contestar.En cualquier caso, ¿a quien le gustaría correr este tipo de riesgos?, lo mejor es alejarse del espiritismo salvo riesgo de quedar poseído.
Antonio Garrido dijo...
Detrás de toda práctica adivinatoria está el demonio, y en un alto porcentaje el mismísimo diablo. A veces y para no ser rechazado, con su presencia te hace ver que te infunde capacidades extraordinarias, eso solo es al principio luego cuando haya impuesto su dominio sobre ti, el resultado son dolor, vejaciones y muerte.
Antonio Garrido dijo...
La ouija que es la expresión mas "inofensiva" del espiritismo, el riesgo de quedar poseído es de un 80%, a veces es tan grande el riesgo que se corre que te puede sobrevenir incluso hasta la muerte. ¿Merece la pena realizar este tipo de juegos?
Antonio Garrido dijo...
Si realizas un pacto diabólico para tener éxito en los negocios, puede que la tengas, al final te cobra y el precio es mucho mayor que todo el beneficio que hayas obtenido, el resultado final es: dolor, tragedia, muerte y condenación. No merece la pena arriesgar, mejor sería buscar a Dios y su justicia y todo lo demás te será dado por añadidura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Padre Nuestro

Photobucket

ORACIONES DIARIAS

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

EL COMBATE ESPIRITUAL


Photobucket Photobucket Photobucket

ORACIÓN CONTRA LUCIFER

Photobucket Photobucket